He empezado mi blog queriendo transmitir y explicar que tipo de masajista soy y lo que puedo sentir durante una sesión, cuando el receptor sabe apreciar y disfrutar de lo que hago, parecerá exagerado pero un cliente lo llamó “Arte en movimiento”, esas palabras motivan mucho y no puedo evitar que se me escape una sonrisa cada vez que la recuerdo, gracias por estas palabras, si me lees.

Para seguir, ya que me presento como masajista erótica y tantra, me he sentido en la obligación de responder a la famosa pregunta que todo el mundo se ha hecho o se hará en algún momento de su vida.

 

QUE ES EL TANTRA?

Ahora yo podría empezar a responder esto como habrás leído mil veces, se trata de la sexualidad sagrada, la alineación de los chakras, una caricia en el alma, el camino a la iluminación…

Yo te voy a decir que el “Tantra”, es una religión que se practica en países de oriente, hay variantes según países y que existen tres tipos de tantra “El tantra blanco”, “El tantra negro” y “El tantra rojo”, éste último es el que te interesa y por el que seguramente has llegado hasta este blog.

 

TANTRA ROJO

 Para los que practican el tantra, como su religión, el tantra rojo es el tantra del sexo, de la pareja, un camino a la iluminación

Para los tantricos el sexo ocupa un lugar importante en sus vidas, al punto en que la relación sexual tiene un sentido y un fin, la iluminación, de ahí que se hable de la “sexualidad sagrada”.

Para el hombre que practica el tantra, y todas sus variantes, como religión, tener un orgasmo es una forma de perder fuerza o energía, por ello el sexo es un ritual de erotismo y caricias, pueden estar horas dando y recibiendo placer con su pareja sin tener la intención de eyacular, en cambio la mujer si puede tener orgasmos, la mujer en el tantra es muy valorada y el hombre le dedica mucho tiempo a su placer, ella es el camino a la iluminación.

Seguramente, has leído tantas veces lo de la iluminación por ahí que debes preguntarte ¿y se habrán fumado algo?, ¿usarán algún tipo de zeta alucinógena?

Esto no es raro de pensar, desde que el tantra se puso de moda, se vende en muchos lugares como sexo desenfrenado de larga duración e incluso orgías, donde se consume lo que consideren.

Según alguien que sabía mucho de iluminación BUDA ,“ Buddhatvam Yosityonisamásritam”, esto quiere decir “ La iluminación se encuentra en los órganos sexuales femeninos», no se refiere a la procreación como objetivo, se refiere a la mujer como fuente de vida y que es en los órganos sexuales donde se encuentra el primer chakra, en el cual se encuentra KUNDALINI (representado por una serpiente),  esta se levanta para alinear los chakras a partir de la energía sexual, pero una sexualidad sana, basada en el amor, viviendo el sexo como algo puro, dejándose llevar hasta sentir la DIVINIDAD en el interior, esto se refiere a sentir a nuestro SHIVA (hombre) y a nuestra SHAKTI (mujer), esa parte divina que todo practicante de tantra anhela sentir e idolatrar como se merece, el hombre adorará durante éste encuentro divino, no a la mujer, si no a la divinidad femenina que representa para él durante el ritual tantrico, y la mujer hará lo mismo, adorará a Shiva.

 

MIS MASAJES Y EL TANTRA                

El masaje tantrico, como tal tampoco existe, esto es algo que surgió en Occidente tras la interpretación de algunas de las variante de los rituales escrito en los textos sagrados.

No quiero extenderme más en el tema, pero este “masaje tantra” del que se habla en escritos a diferencia del masaje convencional, no tiene pautas marcadas, es envolvente, relajante, sensual y energisánte, una de las prácticas del sexo tantrico, sin llegar a la penetración, pero con la finalidad de excitar a través de los sentidos, este masaje puede darlo tanto el hombre (shiva) a la mujer (shakti), como la mujer al hombre, la zona genital no se excluye, pero no se masturba directamente, se acompaña de caricias.

El fin de este ritual es relajar a través de los sentidos y convertir la energía sexual en energía positiva, un sentimiento que solo un auténtico practicante oriental entendería.

Si yo te digo que te voy a dar una caricia al alma, que alinearemos chakras y que junto a mi encontrarás la iluminación, te estaría mintiendo, sobre todo por lo de la “iluminación”, algo tan especial que sólo se consigue tras años y años de práctica y una forma de vida dedicada al fin.

Además, la mayor parte de las personas que se interesan en el tantra está buscando dar sentido a su vida sexual o buscando la experiencia de sus vidas, como si fueran a descubrir con una sesión de «masajito tantra» la experiéncia de sus vidas, de hecho hay quien ofrece Tantra, (secta New Age por ejemplo o el caso de algún famoso Rapero que se jartaba de hablar de sus sesiones promiscuas de tantra) usando algún tipo de droga, imagino que con la idea de alucinar y sentir un viaje místico.

En cuanto a mis masajes, te puedo decir que también tienen un sentido y un propósito, más humilde, pero nada despreciable, conseguir desconectar con la realidad y sumergirte durante unos instantes en un viaje a través los sentidos a una fantasía sensual y erótica.

Mis masajes pueden ser técnicos (occidentales), son eróticos (subidos de tono), son tantricos (intuitivos) y el lingam (pene) no va a ser el protagonista, pero también sigo otras técnicas orientales de las que hablaré más adelante.

Mis masajes están hechos con diferentes técnicas, son muy intuitivos y sobre todo, están hechos con pasión, están hechos por mi y espero te gusten.

Besos

 

Marisol11